¡OH Por Dios! ¡Hago lo mismo que mi mamá!

¿Sentís que decís lo mismo que te mamá o que repetís su historia?

En este artículo te cuento como podés modificarlo.

Somos 50% mamá y 50% papá, tanto en el ADN como en la vida. Pero, la mayoría de los casos (aunque, según la experiencia puede haber variaciones), mamá es la persona de la que más tomamos conductas, acciones e historias.

Mamá, es la persona que nos da la vida, nos alimenta, nos cuida y nos protege, especialmente se desarrollan estos cuidados casi exclusivamente los 2 primeros años de vida. Es por esto, que de mamá tomamos muchas actitudes.

Por amor a ella y de manera totalmente inconsciente, imitamos: su forma de hablar, de vestir, de sentir y de experimentar. Por amor, intentamos ayudarla, cargando con sus emociones y sus dolores, aunque esto es altamente perjudicial para nosotros. Muchas veces, esta información se transmite en el ADN, pero a través de unos genes que son posibles de modificar (¡Si, el ADN se puede modificar / trabajar, es por eso que las especies evolucionan!)

Muchas veces, al tomar estas cuestiones nos desordenamos y dejamos nuestro propósito de vida, nuestro camino porque creemos que este amor desordenado es el camino correcto.

Julián llegó a la consulta de Freedom Healing porque sentía que no podía avanzar en su trabajo. Era un abogado magnífico, inteligente y perspicaz. Pero a pesar de que todos lo felicitaban por su desempeño, el sentía que no tenía el éxito y las ganancias acordes a ello. En el transcurso de la sesión armamos el árbol genealógico y pudimos ver que su madre había querido estudiar abogacía, pero su padre (el abuelo de Julián) se lo prohibió, ya que no era un “trabajo decente para una mujer de sociedad”. Julián era leal a su madre y e alguna manera inconsciente, no quería opacarla. Al descubrir esto y hacer la sanación correspondiente, se sintió aliviado y libre.

Graciela, llegó a la consulta de Freedom Healing con problemas de autoestima: no se sentía a gusto con su cuerpo, no se sentía capaz de mejorar nada en su vida ni de amar y mucho menos de ser amada. En el trascurso del Plan Fénix de Freedom Healing, puedo darse cuenta que estaba repitiendo la misma historia de su abuela y de su mamá: sumisas, poco dedicadas a su cuerpo por ser algo “irrelevante para una mujer de buenas costumbres”, ambas maltratadas emocionalmente por sus maridos, e incapaces de re conocer una pizca de felicidad. Logramos deshacer esos mandatos y lealtades que le impedían ser ella misma: un ser maravilloso, amante de su cuerpo, feliz y libre para amar y ser amada

Las sesiones de Freedom Healing son individuales y maravillosas.

Otra opción para sanar es el taller de niño interior, te dejo más información haciendo click aquí.

Por amor, siempre por amor y de manera inconsciente es que realizamos estas acciones, pero ahora que somos conscientes, podemos modificarlas. Te dejo un ejercicio para que realices:

1)   Identifica que comportamiento, historia o actitud estás repitiendo de mamá y te gustaría cambiar.

2)   Escríbele una carta, diciéndole todo lo que acabas de darte cuenta, con amor le decís que ya no la vas a repetir mas porque eres libre de elegir y de seguir tu propósito.

3)   Lee la carta en voz alta (¡no se la envíes! ¡Es solo para vos!)

4)   Quémala y tirá las cenizas al viento (Ayuda: quema dentro de una lata para evitar accidentes)

5)   Hacé todo esto desde la absoluta conciencia y con amor.

Con amor

 

Sonia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial